Gimnasios domésticos

El pelotazo de esta crisis

25 de abril de 2020

En todas las crisis, por muy graves que sean, siempre hay alguien (a parte de la banca) que gana de forma totalmente inesperada. En 2008 fue digno de estudio como los fabricantes de recipientes herméticos para llevarse la comida al trabajo, tuvieron un incremento de ventas espectacular. Las razones eran obvias. La gente no podía permitirse ir de menú cada día y llevándose la comida de casa ahorraban un dinerillo para final de mes.

En la actual crisis, y vinculado directamente con el mundo del deporte, el pelotazo lo han dado todas las empresas relacionadas con el ejercicio físico realizado en espacios pequeños.

Los más afortunados se encontraron de golpe que el minigimnasio que tenían en casa y que estaba infrautilizado, cobraba un protagonismo inusitado por parte de todos los miembros de la familia que exigían su espacio y su tiempo para utilizarlo. Dejadme añadir, sin temor a equivocarme, que incluso por aquellos que no hacían nada de deporte antes del confinamiento.

Los menos afortunados no tenían nada y tuvieron que recurrir a las compras online para conseguir «algo», lo que fuera, en su desesperación al vislumbrar un horizonte de inactividad con final indefinido.

Equipamiento en función del presupuesto

Ya sé que voy tarde con esto. La mayoría ya tenemos una nueva rutina de entrenamiento con el material que teníamos disponible, que hemos comprado de forma reflexiva para completar el gimnasio en casa o lo peor, de forma compulsiva viendo que se avecinaba algo parecido a una tormenta que nos iba a condenar a encerrarnos en casa.

Sin embargo más vale tarde que nunca y espero que sea de utilidad el inventario que adjunto a continuación. Evidentemente irá en función del presupuesto (y del espacio) que queramos dedicar y también según el uso que haremos posteriormente. Si después de esta crisis, no tienes claro que lo vayas a utilizar, no te gastes demasiado o tendrás recursos inmovilizados de forma inútil.
Igualmente, seguro que hay más elementos de los que propongo pero tampoco no hace falta tener tanta variabilidad. Compra poco y que sea polivalente y si después ves que lo estás utilizando puedes añadir más materiales.

Presupuesto bajo
  • TRX.
  • Colchoneta de pilates o yoga.
  • Fitball.
  • Softballs (2).
  • Gomas.
  • Comba.
  • Rodillo simple para bicicleta o bicicleta de spinning económica.

Todos estos elementos te aseguran poder trabajar la fuerza mediante el peso corporal y la resistencia de las gomas. Por otra parte, el rodillo o la bicicleta estática y la comba permiten mantener activo el sistema cardiovascular.
Es interesante tener en cuenta que un rodillo económico puede costar lo mismo que una bicicleta de spinning barata y tiene dos inconvenientes importantes:

  1. Sólo pueden utilizarlo los miembros de la familia que tienen bicicleta.
  2. La rueda y el neumático trasero sufren un desgaste importante e innecesario.
Presupuesto medio

A los elementos del presupuesto bajo habría que añadir:

  • Bosu.
  • Kettlbells de varios pesos.
  • 1 step o cajón que se pueda regular en altura.
  • Y cambiaría el rodillo simple o la bicicleta de spinning económica por un rodillo interactivo o una bicicleta de spinning que se pueda conectar a las plataformas de entrenamiento virtual.
Presupuesto alto

A los elementos del presupuesto medio habría que añadir:

  • Potenciómetro Stryd para correr.
  • Cinta para correr.
  • Máquina de remo.
  • Y cambiaría el rodillo de presupuesto medio por un rodillo de gama alta en que el trabajo se realiza sin las ruedas.

Aplicaciones y entornos virtuales

Tan importante es tener el material como saber qué hacer con él y además, mantener la motivación suficiente para ser consistente a la hora de hacer las rutinas con la frecuencia necesaria.

Para conseguir este objetivo hay multitud de herramientas que ahora mismo también están disfrutando del momento más dulce desde su creación.

En cualquier caso, os animo a probarlas, suscribiéndoos durante el período más corto que se pueda para testarlas y usándolas en los momentos de la temporada en que os sean más útiles.

Personalmente, mis aplicaciones preferidas para ello son:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *