Swimrun

Un deporte para anfibios

24 de junio de 2019

El mundo del deporte está plagado de ejemplos en que una discusión alrededor de la mesa de un bar (con unas cervezas de más, dígase de paso), acaba convirtiéndose en el embrión de una competición deportiva en la que al cabo de pocos años mucha gente desea participar.
Todo empieza con una idea loca, uno que lanza el reto y el que, a lo Marty McFly de regreso al futuro, no soporta que le lancen el guante sin responder con acción.

El Swimrun nació de este modo. Unos amigos, unas risas, una apuesta y a nadar/correr. El que llegaba último pagaba. Tan simple, tan infantil, tan puro,… el reto por la diversión.
Del embrión salió la criatura y actualmente ya hay un circuito mundial que se conoce como Ötillö Swimrun World Series.

Ötillö significa de isla en isla en sueco y es tal cual como se desarrolla el Swimrun en los países nórdicos. Una salida, una llegada, unos puntos de paso obligatorio y ahí donde hay agua se nada y donde hay tierra se corre. La norma básica es muy simple: con lo que se sale, se llega. Está completamente prohibido abandonar ningún tipo de material durante el recorrido.

A nivel práctico, el Swimrun se podría resumir como una sucesión de tramos de natación y carrera que se disputa por parejas (aunque ya hay carreras con la categoría individual).
Los habituales del deporte suelen utilizar palas en las manos para incrementar la propulsión y elementos que ayudan a la flotabilidad en las piernas para reducir el peso de las zapatillas mojadas en el agua.
Actualmente sin embargo, hay muchas otras opciones por explorar, puesto que es una actividad tan nueva que el desafío no es sólo físico sino intelectual. La premisa, lo que no está expresamente prohibido está permitido.

El resultado de todo ello no es más que una sensación de romper con lo establecido, de gamberrismo hasta cierto punto. Estás haciendo algo que no se había hecho hasta ahora. Nadas con elementos que te ayudan a sentirte más integrado y más eficiente en un entorno para el que no estamos diseñados. Corres con las zapatillas mojadas como puedes por lugares agrestes para enlazar los diferentes tramos.

¿Es una frikada? Quizás sí, pero si lo pruebas te dará igual. Como el resultado. Te lo pasas bien. El tiempo pasa volando. Pierdes la noción del tiempo. Estás tan concentrado en buscar el recorrido óptimo una vez en el agua que no sientes ni el dolor en los brazos. Sales a correr y procuras coger de nuevo el ritmo. Saltas entre rocas. Evitas las superficies deslizantes. Miras a las parejas que están a tu lado y te ríes. A todo el mundo le brillan los ojos. Se lo están pasando igual de bien que tú. Podría describir más momentos emocionantes pero es mejor que lo pruebes.

Dejando de lado los aspectos más emocionales y pasando a un plano más racional, en el primer Swimrun en el que participé ya descubrí el potencial de la actividad como deporte popular, saludable y altamente recomendable. Intuitivamente, sin que te lo expliquen, ya es fácil de adivinar. Se nada y se corre. Ergo, se trabaja absolutamente TODO EL CUERPO. Ser equilibrado es la mejor opción para disfrutarlo. Esto significa tener que entrenar las dos actividades de forma equilibrada o bien incidir más sobre la que somos peores (o menos buenos).

Por otra parte, nadar y correr son dos actividades deportivas asequibles que no requieren de grandes inversiones ni desembolsos en material y que no nos esclavizan con mucha dedicación en tiempo. Por ello, es totalmente sostenible con la vida laboral y familiar y no necesitamos tener que seguir una vida monástica de privaciones y castigos para obtener rendimientos más que satisfactorios.

Finalmente, los lugares donde se disputan estas competiciones son muy agradables para el turismo familiar con lo que probablemente, seas hombre o mujer, aquellos que te suelen acompañar en tus carreras te van a pedir que hagas más para poder disfrutar igualmente ellos de la experiencia.

Después de lo expuesto hasta ahora, ¿no te apetece probarlo?
Una fecha: 26 de Octubre.
El lugar: MARNATON Cap de Creus · Girona.
El plan de entrenamiento: Plan de entrenamiento Swimrun · Plan completo · Frecuencia cardíaca/Ritmo · Media distancia.

Hazlo y no te arrepentirás.

Volver al blog