Objetivo Triatlón

Alta efectividad en tus entrenamientos

15 de febrero de 2021

Tal y como apuntaba en un artículo anterior acerca de la importancia del trabajo de calidad en las sesiones de entrenamiento, aquí os traigo una aplicación práctica en el ámbito del triatlón.

Se trata de una programación para un triatlón de media distancia, un half o un 70.3 según la marca a la que seáis fieles y que se resume en aproximadamente 2 km de natación, 90 en bicicleta y 21 corriendo.

Estas pruebas, que los más rápidos suelen hacer en menos de 4 horas y que pueden llegar a ser de hasta 6 para los más lentos, son la puerta de entrada para muchos al triatlón de larga distancia y el paso previo para afrontar el mítico Ironman.

El triatlón es una disciplina que requiere grandes dosis de tiempo disponible a costa de horas de sueño, tiempo familiar y social. Por ello, buscar la máxima efectividad en los entrenamientos es una máxima que debe imperar en cualquier programación.

Hay que pensar que preparar tres disciplinas para que estén equilibradas al máximo, no es tarea fácil y que dedicar demasiado tiempo a una de ellas generará déficits en las otras dos.

Por ello, si lo que quieres es aprovechar al máximo tu potencial para rendir y sobretodo disfrutar en tu próximo triatlón de larga distancia, debes planificar minuciosamente tu agenda de entrenamientos y sacar el máximo potencial de cada minuto dedicado al ejercicio.

Como ya he explicado muchas veces, volumen e intensidad de entrenamiento son indirectamente proporcionales y por ello, si uno dispone de menos tiempo, debe incrementar la intensidad para poder alcanzar el mismo grado de mejora.

Ligado a esto además, si incrementamos la frecuencia de entrenamiento para conseguir una alta densidad, estaremos maximizando ese efecto, con lo que podremos alcanzar resultados sorprendentemente buenos respecto a otros deportistas que dedican hasta el doble de horas de forma mucho menos efectiva.

A parte de densidad e intensidad, un plan de entrenamiento de alta efectividad, busca la máxima transferencia entre actividades con un entrenamiento cruzado bien pensado y organizado. De este modo, si uno mira aisladamente una sola actividad y su entrenamiento, a buen seguro que piensa que el entrenamiento es insuficiente para alcanzar un buen resultado en la distancia de esa disciplina. Pero es la suma de las tres disciplinas y sus transferencias positivas las que permiten alcanzar esos requerimientos que una prueba como un triatlón de media distancia requiere.

Finalmente, en cuanto a los medios de entrenamiento, son la otra columna sobre los que se asientan estos entrenamientos de calidad. Gracias a las limitaciones espaciales sufridas durante los últimos meses, hemos descubierto las bondades del trabajo en los rodillos y el trabajo de preparación física mediante ejercicios de fuerza. Ambas razones justifican sobradamente el uso y dedicación de un tiempo esencial para alcanzar el objetivo de maximizar el tiempo de entrenamiento y conseguir los resultados deseados sin sacrificar la vida en ello.

Con semejante presentación y declaración de intenciones, no me queda más que dejaros una semana de muestra para que veáis con vuestros propios ojos la distribución semanal y los entrenamientos de la semana con más carga de las 12 que consta el plan específico para triatlón de media distancia.

Semana de muestra de un plan de entrenamiento efectivo para triatlón de media distancia

Semana de muestra de un plan de entrenamiento efectivo para triatlón de media distancia

Entrenamiento para triatlón de media distancia

Plan de entrenamiento efectivo para triatlón de media distancia de 12 semanas de duración.

¡Cómpralo ya!