Capítulo 5. La recuperación #STRONGERTHANYOUTHINKTEAM

19 de enero de 2016

La recuperación después de entrenamientos y competiciones

Retomando el hilo del capítulo anterior en que hablaba de la importancia de una correcta estrategia nutricional para mantener nuestros depósitos de energía llenos y ser capaces de  realizar todas las sesiones programadas, continuo en el siguiente hablando de las rutinas que debemos adquirir post-entrenamiento y post-competición y aprovechar al máximo la tan famosa «ventana metabólica».

Esto es especialmente importante en la fase de entrenamiento en la que nos encontramos ahora (mucho más cortos pero mucho más intensos y con el gasto/hora por la nubes comparado con los entrenamientos de volumen) y también cobrará especial importancia en una carrera como la Andalucia Bike Race, con numerosas etapas encadenadas de máxima intensidad y exigencia.

Pero antes… ¿qué demonios es la ventana metabólica?

De forma resumida se podría explicar la ventana metabólica como la capacidad que tiene nuestro organismo de abrir sus compuertas al acceso de carbohidratos para rellenar de nuevo los depósitos consumidos en la realización de cualquier actividad aeróbica. Habitualmente, esto no es así ya que es necesaria la presencia de insulina para «acompañar» a los carbohidratos a los depósitos correspondientes. El pancreas es el responsable de la secreción de esta substancia y por tanto, es lógico pensar que como elemento limitado es mucho más rápida la recuperación cuando no se necesita la presencia de insulina que cuando si. Sabiendo esto es mucho más fácil comprender las 4 claves siguientes de la recuperación:

  1. Rellenar

    La duración en que la ventana metabólica está abierta es aproximadamente 30′ una vez concluida la actividad.  Por tanto, y a efectos prácticos, antes que pasar por la ducha mejor tomar las medidas para restaurar los depósitos que hemos consumido durante el entrenamiento o competición y después ya haremos todo lo que tengamos que hacer.

  2. Reparar y reconstruir

    Pero no sólo se trata de rellenar depósitos sino que la reparación y reconstrucción de los músculos también es una exigencia capital para poder estar bien al día siguiente. El uso intensivo de nuestro organismo tiene como consecuencia un desgaste que puede llegar a provocar pérdida de masa muscular con la consiguiente pérdida de fuerza y por tanto de capacidad de mover watios.

  3. Rehidratar

    Las pérdidas de agua, ya sean por transpiración o por la respiración, son muy importantes contra más húmedo y caluroso sea un clima. Por ello, la recuperación también va de recuperar el balance hídrico del cuerpo y con ello todas las sales consumidas en la contracción muscular y perdidas a través del sudor.

  4. Descansar

    No es pereza, es sencillamente fatiga. Escucha a tu cuerpo y dale suficientes horas de sueño y descanso. Forma parte del entrenamiento invisible y si te obligas a hacer esas series tan duras, ¿porqué cuesta tanto la parte agradable del entrenamiento en que uno debe descansar?

Powerbar y recuperación

Powerbar y recuperación

Powerbar y recuperación

Antes de un entrenamiento todos nos vemos bien para cocinar, preparar, calentar, batir,… y hacer todo aquello que nos planteemos pero… ¿y después del entrenamiento? Anticípate y preparate todo lo que debes tomar para recuperar mejor después del entrenamiento o la competición.

Está demostrado que esto conlleva beneficios en el rendimiento y también reduce la inmunodepresión (las defensas bajas) post-ejercicio intenso. Por tanto, si eres de los que se pone enfermo habitualmente cuando estás en la fase de transformación del entrenamiento, levanta los orejas que esto te interesará.

Powerbar te facilita muchísmo esta tarea de preparación y el equipo está utilizando en esta fase de entrenamiento el producto POWERBAR Recovery con sus diversos sabores. En competición será el momento de utilizar el batido que viene ya preparado llamado POWERBAR Protein Plus Sports Milk aunque de momento sólo lo hemos provado para verificar que no tenemos ningún problema de asimilación.

Volver al blog